La UNLaM pone su capacidad en el desarrollo de Internet de las Cosas

Inicio / Novedades / La UNLaM pone su capacidad en el desarrollo de Internet de las Cosas

La UNLaM pone su capacidad en el desarrollo de Internet de las Cosas

Alumnos y docentes de Ingeniería investigan el fenómeno tecnológico del siglo 21.

Alumnos y docentes de la carrera de Ingeniería en Electrónica de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) se encuentran trabajando en proyectos de conectividad entre artefactos de uso cotidiano mediante un fenómeno denominado Internet de las Cosas.

El docente Ignacio Zaradnik explicó que la UNLaM se encuentra en la etapa final de la creación de dispositivos que permitirán medir, a través de un software, la temperatura y la humedad en criaderos de pollos y, así, determinar cómo se alimentan los animales y qué producción podría tener cada uno de ellos.

“Se puede pensar en la misma tecnología para electrodomésticos como heladeras y lavarropas”, explicó Saradnik.

En poco tiempo, los dispositivos y el know how producido desde las aulas de la UNLaM serán aplicados en las instalaciones del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), conocimientos que surgieron en la cátedra Tecnología Electrónica y que, hoy, pueden ser expandidos en un fenómeno que no tiene techo.

Internet de las Cosas reside en la capacidad de los objetos de interconectarse entre sí mediante protocolos de comunicación y, por lo tanto, “se puede pensar en la misma tecnología para electrodomésticos como heladeras y lavarropas, entre otros tantos artefactos”, explicó Saradnik. Bajo esta tecnología, los objetos se valen de sistemas embebidos, o lo que es lo mismo, cuentan con hardware especializado que permiten, además, la programación de eventos específicos en función de las tareas que les son dictadas remotamente.

De hecho, la UNLaM ya trabajó en un proyecto de dosimetría en hospitales, mediante el cual los médicos utilizaron una placa radiográfica que mide las radiaciones absorbidas en los tejidos corporales como resultado de la exposición. “En la Universidad, los jóvenes son muy proactivos y empiezan a experimentar debido al avance tecnológico; así, encuentran necesidades que otros, tal vez, no detectan”, contó el investigador, que trabaja en equipo junto a Daniel Lupi, otro referente en el sector.

Fuente: El1 digital

Publicaciones recientes
Contacto

Puede dejarnos su mensaje y nos comunicaremos a la brevedad.

No se lee? Elija otro texto captcha txt

Comience a escribir y luego pulse Enter para buscar